¿Cómo se corrige la sonrisa gingival?

La sonrisa gingival es una condición que sufren aquellas personas que muestran más parte de las encías al sonreír.

Aunque para la mayoría de las personas se trata de un rasgo más, para otras puede llevar a acarrear problemas de autoestima. Te contamos todo lo que tienes que saber sobre los tratamientos para corregirla. ¡Sigue leyendo!

¿Por qué ocurre?

En primer lugar, es importante señalar que la sonrisa gingival depende de la percepción, por lo que para algunas personas puede suponer un problema y, en cambio, para otras no.

Los factores que la causan la sonrisa gingival son variados:

  • Un maxilar superior largo: es decir, cuando el maxilar superior es demasiado largo con relación a la base del cráneo.
  • Proporción entre diente y encía: suele tratarse del factor más común y se da porque, al salir el diente, es posible que se den algunas discrepancias en las relaciones consideradas ‘normales’ entre dientes y encías.
  • Anomalía durante el proceso de erupción dental: provoca que, a veces, parte de la corona del diente quede cubierta por la encía, haciéndola más visible.
  • Labio superior corto: se da cuando el labio superior se desplaza demasiado hacia arriba, exponiendo la encía más de lo normal.

¿Qué tratamientos existen para corregir la sonrisa gingival?

Tras el diagnóstico realizado por tu dentista en Barcelona, existen distintas opciones a la hora de corregir una sonrisa gingival.

  • Cirugía periodontal: este tipo de cirugía suele aplicarse de dos maneras. Por una parte, con una gingivectomía, que permite eliminar el tejido lesionado de la encía y mostrar más parte del diente o, por el contrario, con un procedimiento conocido como ‘alargamiento de corona’, en el que se elimina el exceso de tejido gingival y se le da la forma correcta.
  • Tratamiento de ortodoncia: ya sea con brackets o mediante ortodoncia invisible, este procedimiento se usa para corregir la sonrisa gingival cuando esta está provocada por un desgaste excesivo de los dientes.
  • Tratamiento de bótox: utilizado en aquellos casos de labio ‘hipermóvil’, se trata de infiltraciones que suelen realizarse aproximadamente cada 6 meses para prevenir un movimiento excesivo en este sentido.
  • Cirugía ortognática: se trata de un procedimiento destinado a posicionar arriba el maxilar para disminuir así su altura y, en consecuencia, la cantidad de encía que se muestra al sonreír.

En cualquier caso, un diagnóstico correcto será clave para encontrar la mejor solución a la sonrisa gingival. Pide cita para tu dentista en Sants.