5 consejos para prevenir enfermedades orales

En la actualidad, existe una mayor concienciación acerca de la importancia del cuidado de la boca que hace algunos años. A pesar de ello, la incidencia de algunas enfermedades orales sigue siendo muy elevada en la población. Existen algunas afecciones que aparecen por cuestiones genéticas o por predisposición de las personas, pero hay otras que se pueden prevenir siguiendo unas pautas adecuadas.

Cómo prevenir las enfermedades orales con algunos consejos

Evitar algunas de las enfermedades orales más comunes está al alcance de cualquiera siguiendo determinados consejos básicos.

Alimentación equilibrada

Una alimentación equilibrada es imprescindible para el organismo. También lo es para la buena salud oral, puesto que los alimentos saludables refuerzan los dientes y las encías aportando vitaminas y minerales.

Hábitos de higiene

Lo más importante para evitar la aparición de enfermedades es mantener una correcta higiene bucal, cepillando los dientes después de cada comida y utilizando la técnica correcta para hacerlo. También es importante utilizar un cepillo de calidad, e hilo dental para completar el proceso.

Utilizar productos adecuados

Un dentífrico con flúor es más aconsejable que otros tipos de pasta de dientes, porque el flúor fortalece el esmalte dental. Se recomienda de igual forma utilizar un colutorio tras el cepillado para evitar que quede cualquier resto de alimento entre los dientes.

Visitas al dentista

La prevención de enfermedades parte de una revisión profesional cada poco tiempo. Es vital acudir al dentista al menos una vez al año para realizar una revisión, aunque se recomienda visitar la consulta cada seis meses.

Evitar sustancias perjudiciales

Los productos ácidos, ricos en azúcares, y otras sustancias peligrosas como el tabaco o el alcohol, tienen efectos muy nocivos en los dientes. Por eso, lo mejor que puedes hacer es evitar su consumo en la medida de lo posible.

Recuerda que tu dentista es quien mejor puede aconsejarte sobre los hábitos que debes mantener, así que no dudes en acudir con frecuencia a revisión.