ESTÉTICA DENTAL

sonrisa estética


Además de mantener una boca sana, lucir una bonita sonrisa es muy importante para sentirse bien con uno mismo. Una sonrisa bonita aporta atractivo, una imagen positiva y es síntoma de buena salud.

Cada paciente presenta unas características individuales inherentes y tiene unas diferentes pretensiones. Por ello, para conseguir una buen resultado estético es necesario estudiar el caso de manera individualizada. A menudo el tratamiento es integral, pudiendo combinar diferentes especialidades de la odontología.

Los materiales han avanzado para que podamos ofrecer con buenos resultados de aspecto, brillo, transparencia y naturalidad cerámica sin metal para restaurar dientes deteriorados.

Con el Blanqueamiento dental podemos conseguir dientes más blancos bajando entre 1 y 8 tonos. Antes del Blanqueamiento en clínica es necesaria una Higiene dental para conseguir un buen resultado. Existe la posibilidad de conseguir más efecto continuando con el Blanqueamiento en casa. Consiste en preparar previamente unas férulas transparentes y flexibles para poder usar junto con un gel blanqueador bajo las estrictas indicaciones del odontólogo.

Un inconveniente del Blanqueamiento es la aparición de Sensibilidad dental. Por ello es tan importante ponerse en manos de un profesional que valore el caso. Este problema desaparece con la aplicación de sales desensibilizantes, fluor, o bien planificando la aplicación de manera discontinua.

Las Carillas de composite o de cerámica son una solución para cambiar de forma, tamaño y color uno o varios dientes, sin que sea necesario tallar toda la superfície del diente o, incluso sin tener que tallar en algunos casos.
Un tratamiento mínimamente invasivo que consiste en superponer una lámina o una capa de material estético en la cara visible del diente.

Las fundas o coronas de Zirconio ofrecen un resultado estético de calidad y totalmente natural sin necesidad de tener una estructura interna de metal.

Piercing dental. La estética es algo personal, cada uno tiene su estilo. En no más de 20 minutos podemos colocar una pequeña pieza de cristal o brillante en la superficie de un diente sin dañar el esmalte.

Primera visita