He perdido un diente…

ClinicaODAS Deja un comentario  



Las consecuencias de la ausencia de un diente son la migración de los dientes adyacentes hacia el espacio vacío y la extrusión de los dientes antagonistas que antes “masticaban” contra el diente perdido. Estos movimientos son más pronunciados en los dientes posteriores al espacio, con lo que las muelas son los más frecuentes en sufrir estos movimientos.
Además de desplazarse, también sufren inclinaciones, con lo que cambia la manera de contactar entre las superficies dentales encargadas de la masticación, disminuyendo su eficacia.

Estos cambios van acentuándose con el tiempo, con lo que el resultado puede ser un engranaje defectuoso de los dientes, que afecta tanto a la masticación como a la articulación temporomandibular, que puede resultar en un cuadro como el síndrome disfuncional cráneo-mandibular, con molestias en la articulación, musculatura de cabeza y cuello, o incluso mareos.
Los desplazamientos hacia el espacio vacío, provoca la apariación de pequeños espacios entre los dientes vecinos. Aquí se pueden acumular restos de comida con facilidad y aumenta la aparición de caries en estos.
Los dientes antagonistas que se han extruído asoman una parte de la raíz y su encía sufre una recesión, dando lugar a sensibilidad dental.

Pero como vale más una imagen que mil palabras, podemos ver todos estos cambios en el siguiente enlace del Consejo de Dentistas :


En la Clínica dental ODAS, tu dentista en Sants, dentista en Hostafrancs, te aconsejamos mantener una buena salud bucodental ya que tus dientes naturales son lo mejor para tu boca. No obstante, si sufres alguna pérdida dentaria, existen técnicas con excelentes resultados para reponer uno o varios dientes perdidos. Consúltanos tu caso.

Añadir un comentario